5-12-15 Olazábal y  Fdz Gª-Poggio Lacoste Promesas15©Jorge Andreu C99H4276

La Final Lacoste Promesas, algo para recordar

Los finalistas Lacoste Promesas han disfrutado hoy de una jornada entrañable y muy especial, que jamás olvidarán. José Mari Olazábal, Azahara Muñoz, Marta Silva y Juan Francisco Sarasti han acompañado a los veinticuatro jóvenes, 12 chicos y 12 chicas, durante su entrenamiento y puesta a punto de cara a la lucha por el título que comienza mañana sábado, y se decidirá a 36 hoyos Medal Play en el complejo alicantino de La Sella Golf Resort.

La jornada comenzó temprano en el campo de prácticas de La Sella con buen ambiente y mucho sentido del humor, características fundamentales de Lacoste Promesas. Mientras Olazábal y Sarasti prestaban atención a cada golpe de los finalistas, Muñoz y Silva se iban presentando a todas las chicas. Silva saludó a su tocaya y también gallega, Marta García Llorca, y Azahara preguntó extrañada a Tomás Carbonell por qué este año no se había clasificado ninguna andaluza. El tenista, asesor deportivo de Lacoste, bromeó con la madrileña Fernández García-Poggio: Blanca, dile a Azahara que tu madre hace gazpacho de vez en cuando, para que se quede tranquila”, a lo que la malagueña respondió con salero: “Ahora me vas a decir ¡que también hace flamenquines!”.    

Una vez hechos estiramientos, pequeños retoques al swing y la tradicional foto de familia, los finalistas salieron a jugar esperando recibir los consejos del maestro Olazábal, diseñador de La Sella, sobre qué estrategia aplicar en cada hoyo. Los cuatro profesionales se unieron a ellos a partir del hoyo dos, ya que habían entablado una interesantísima conversación con Tomás Carbonell sobre el talento, fortaleza mental y método de entrenamiento de Rafa Nadal, a quien los cinco admiran.

Olazábal jugó el hoyo cuatro con Elena Arias, Amaia Ubide, Raquel Montañés y Marta García Llorca: “Tenéis 130 metros a bandera, la brisita os ayudará algo aunque poca cosa. Amaia, acuérdate de no retener los brazos, suéltate más. Marta, dale con el hierro seis que debe ser suficiente palo para ti”. Y el hoyo cinco junto a Ignacio Puente, Pablo Hualde, Hugo Canet y Jon López-Lanchares: “Pablo, ¡menudo tirazo! No lo gastes hoy todo, deja algo para el fin de semana que es cuando más falta te va a hacer”. José Mari, que no ha podido jugar como habría sido su deseo por problemas de salud, tiró un putt de diez metros y la dejó dada celebrándolo emocionado con los brazos en alto: “¡Todavía puedo! Seguro que habíais pensado que el ‘abuelo’ está ya para el arrastre”.

A mitad del recorrido hicieron su aparición la oca y cisnes que habitan en el campo; Pepe Bañó (propietario de La Sella) y Carlos García Miranda de Larra (gerente) relataron a Olazábal y a Sergio Gómez, su mano derecha, que “la oca ha sido ‘adoptada’ por los cisnes, a cuya madre se ‘merendó’ no hace mucho una zorra que se metió dentro de la caseta donde estaba incubando ocho huevos; intentamos salvarlos manteniéndolos con calor para que naciesen los polluelos, pero no fue posible. Una pena”.  

El doble ganador del Masters de Augusta y capitán victorioso de la Ryder Cup 2012, conocida como “el milagro de Medinah”, explicó a Dana-Helga Puyol, Águeda Cortilla, Judith Castro y Laura Fonseca la estrategia del hoyo siete: “¿Veis el hueco que hay entre los algarrobos? Pues tenéis que tirar allí para evitar el agua, este hoyo no se debe jugar agresivo; podéis intentar ir a la izquierda de la calle, pero pasar por ahí… es muy arriesgado”. En el ocho, primero bromeó y a continuación sugirió: “Esto es muy fácil: te colocas, ¡zas!, y le pegas. ¿Conocéis este hoyo? A la izquierda hay un lago que no se ve desde aquí, el tiro ideal es hacia los pinos”. 

Al unirse al partido a ‘cara de perro’ que iban disputando los madrileños Nacho Montero y Jaime Malaver contra los valencianos Jorge Girona y Álvaro Puchades, con unas bolas por apuesta, Azahara Muñoz recordó su etapa infantil: “Nosotros también nos las jugábamos, ¡lo que yo habría dado entonces por una Pro V1!”. El enfrentamiento Valencia-Madrid acabó en el 16 con victoria para los madrileños.

A Marta Silva le impresionó el nivel de juego de Agustí Quinquilla, David Puig, Albert Boneta y Quim Vidal: “¡Cómo juegan! Este año hay muy buen nivel. Los chicos le pegan muy bien, aunque hay alguna niña… que llegará muy lejos. Parece que fue hace nada cuando yo empezaba como ellos. Hemos pasado un día estupendo y ha sido una experiencia muy divertida; si Lacoste me invita otra vez, ¡no lo dudaré un segundo!”. 

Al despedirse Juan Sarasti de Dimana Viudes, Patricia Martín, Patricia Garre y Blanca Fernández García-Poggio, les deseó “muchísima suerte mañana. Y, ya sabéis dónde me tenéis para cualquier cosa que necesitéis; conmigo, cero vergüenza, no hace tanto yo era uno más de vosotros”. Y añadió: “Lo mejor de Lacoste Promesas es José Mari (Olazábal). Todo lo que cuenta, lo que transmite, lo mucho que siempre se aprende de él… es impagable”.

Finalistas Lacoste Promesas 2015

Elena Arias, Amaia Ubide, Raquel Montañés, Marta García Llorca, Dana-Helga Puyol, Águeda Cortilla, Judith Castro, Laura Fonseca, Dimana Viudes, Patricia Martín, Patricia Garre, Blanca Fernández García-Poggio, Ignacio Puente, Pablo Hualde, Hugo Canet, Jon López-Lanchares, Agustí Quinquilla, David Puig, Albert Boneta, Quim Vidal, Nacho Montero, Jorge Girona, Álvaro Puchades y Jaime Malaver.